Flores de Bach® EN CIUDAD REAL

 

La terapia de las emociones


¿Qué son las Flores de Bach?

 

Son 38 remedios del sistema floral de Bach, descubiertos todos entre las décadas de los años 20 y 30 por el Dr. Edward Bach, un conocido médico, bacteriólogo y patólogo. Cada una de las flores de Bach se elabora a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras de diversas especies vegetales silvestres o naturalizadas de la región de Gales y la Inglaterra contigua, diluida en brandy (usado como medio conservante); el preparado resultante, almacenado de forma conveniente en frascos-gotero de vídrio opaco, es una solución hidroalcóholica diluida que se asocia a un estado anímico básico; tomar la flor correspondiente a la situación en cuestión que nos afecta nos ayudará a enfrentarla y superarla adecuadamente.

 

El Dr. Bach diseño su sistema para hacerlo sencillo. Como él, creemos que la curación a nivel emocional tiene repercusiones en otros planos.

 

 


El uso de estas flores está destinado a aliviar desequilibrios psicoemocionales y de carácter (tales como miedo, impaciencia, angustia, incertidumbre, ira, confusión, intolerancia, timidez, entre otros), para influir o prevenir padecimientos físicos y/o psíquicos (enfermedades), ya que el Dr. Bach afirmaba que las enfermedades son consecuencia de trastornos o desequilibrios de la dimensión emocional-mental de la personalidad.

Una vida afectiva sana y una personalidad equilibrada permitirán que el cuerpo encuentre su propio estado natural de salud

El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos corporales sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.

 

Las flores de Bach no sólo son adecuadas para el tratamiento armonizador psicofísico en enfermedades de todo tipo -en ocasiones de modo adicional al tratamiento médico- sino también para cuidar la salud y llevar una vida sana, puesto que estabilizan o eliminan nuestros puntos más flojos de tipo psicológico.

 

El punto fuerte de la terapia floral radica en la normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de los conflictos intensos, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconciliables o síntomas concomitantes.


"Las 38 flores de este sistema son beneficiosas en su acción y no provocan reacciones adversas, ya que su efecto es el de mejoría". Dr. Edward Bach, 1930

- PÁGINA EN CONSTRUCCIÓN - Estamos añadiendo más información